Red De Personas Robó Más de $800,000 En Cheques Por La Pandemia


Varios venezolanos residentes en el sur de la Florida están acusados de ser miembros de una red que robó más de $800 mil dólares en cheques del gobierno de Estados Unidos a personas que perdieron sus empleos o que tuvieron problemas financieros durante la crisis por el COVID-19, según confirmaron fuentes federales.

La justicia de Estados Unidos apunta a Jesús Felipe Linares Andrade como el encargado de la operación que tenía como objetivo robar identidades y los fondos de ayuda del gobierno.

Además de Linares Andrade, hay otros cuatro acusados que también podrían enfrentar cargos federales, según señaló la fiscalía del sur de Florida. Todos ellos podrían enfrentarse a la justicia por robar cientos de cheques de estímulo emitidos por el Departamento del Tesoro de Estados Unidos y luego cobrarlos de forma fraudulenta a través de documentos de identidad falsificados.

Linares Andrade, ha comparecido ante el juez y se declaró inocente, fue arrestado en mayo y continúa en prisión sin derecho a fianza. 

Desde el inicio de la pandemia en marzo de 2020, el Congreso de Estados Unidos aprobó una serie de paquetes de estímulo valorados en más de $400 mil para ayudar a las personas que perdieron sus empleos o que vieron disminuidas sus horas de trabajo, entre otros escenarios.

A través de una operación encubierta, los investigadores del FBI dieron con Linares Andrade. Según informa el Miami Herald, dos informantes confidenciales interactuaron con él y con otras cuatro personas de la supuesta red. 

Tras obtener ese material, los miembros de la red se dedicaron a fabricar documentos de identidad falsos con los nombres de las personas que aparecían en los cheques de estímulo.

En una ocasión, un informante del FBI se reunió con uno de los miembros de la supuesta red en el estacionamiento del centro comercial Aventura Mall para abordar el cobro de 30 cheques de estímulo por valor de $1,200 cada uno. En total, se embolsarían unos $36 mil de forma fraudulenta que pertenecían a contribuyentes estadounidenses residentes en México.

Por cada uno de los cheques, el informante dijo que se embolsaría una comisión del 30 por ciento.

(Photo: Getty Images)