¿Cuál Es La Diferencia Entre Aspirina, Ibuprofeno Y Paracetamol?


¿Cuál es la diferencia entre aspirina, ibuprofeno y paracetamol?

Hay algunas medicinas que, pese a ser completamente diferentes, se usan para tratar las mismas enfermedades. Ese es el caso de la aspirina, el ibuprofeno y el paracetamol. Si no sabes en qué se diferencian estos medicamentos, aquí te lo cuento.

APIRINA

La aspirina es fácil encontrarla en cualquier casa, y hasta hace unos años también contaba con una versión hecha específicamente para niños pequeños

A la aspirina se la conoce también como ácido acetilsalicílico. Se vende como un medicamento independiente, generalmente en forma de comprimidos, pero también se incluye con frecuencia en otros compuestos, como por ejemplo fármacos para el resfriado común. 

La aspirina es primero y ante todo un analgésico. Es decir, es un medicamento destinado al alivio del dolor. Esto aplica para diversos tipos de dolor, ya sean musculares o dolor de cabeza. 

También es efectiva contra los síntomas del resfriado común y de la gripe, especialmente para ayudar a combatir la fiebre. Además, puede ayudar con el dolor menstrual y el dolor de encías generado por problemas dentales. 

Más allá de esas dolencias comunes, la aspirina también se utiliza para tratar otras enfermedades más severas. No solo por sus beneficios como analgésico, sino también por otras cualidades asociadas a su composición

Uno de sus usos más comunes es el tratamiento de personas con problemas cardíacos, especialmente aquellas que presentan riesgo de infarto o ya han sufrido algún infarto con anterioridad. La aspirina puede ayudar a prevenir ataques cardíacos posteriores. 

a composición de la aspirina reduce la coagulación sanguínea, por lo que la aspirina está contraindicada para personas con problemas de hemorragias frecuentes. 

IBUPROFENO

El ibuprofeno entra dentro de la categoría de fármacos destinados al alivio de diferentes tipos de dolor.

El ibuprofeno tiene algunas ventajas sobre la aspirina. Este medicamento también actúa como antiinflamatorio, por lo que puede cubrir algunas dolencias contra las cuales la aspirina resulta inútil. 

El ibuprofeno se comercializa sobre todo como comprimidos que deben tomarse enteros, tragándolos con agua. También es posible encontrar  ibuprofeno en jarabe, y por tanto puede tomarse sin necesidad de otros líquidos. 

Un factor importante que hace el ibuprofeno muy útil para todas las edades es la variedad de dosis que están disponibles en el mercado.

Respecto a los usos del ibuprofeno, este fármaco está orientado principalmente al tratamiento de inflamación y dolor de diversos tipos. Gracias a ello, es muy efectivo en situaciones muy diferentes. 

El ibuprofeno puede ayudar con el dolor muscular y de articulaciones, el dolor causado por heridas, y la inflamación generada por todo tipo de dolencias. De hecho, en ocasiones se utiliza para tratar el acné, ya que reduce la inflamación de los granos. 

También es eficaz para aliviar el dolor menstrual, y para reducir el dolor, inflamación, rigidez y sensibilidad provocados por enfermedades crónicas como la artrosis reumatoide y la osteoartritis. 

Y por supuesto, es efectivo contra otras patologías más habituales. Puedes tomarlo para aliviar el dolor de cabeza o dolor de espalda, además de para controlar síntomas gripales como la fiebre. 

Como todos los medicamentos, el ibuprofeno tiene algunos efectos secundarios, que pueden presentarse o no dependiendo de cada paciente. Como con cualquier medicina, lee bien el prospecto y sigue las indicaciones de tu médico cuando tengas que tomar ibuprofeno. 

Lo que sí es recomendable es que tomes el ibuprofeno después de comer, o durante una comida, para evitar daños en el estómago si lo usas con frecuencia.

PARACETAMOL

Al igual que los otros dos fármacos mencionados, el paracetamol es un analgésico, es decir, un medicamento para el tratamiento del dolor leve. Y también es antipirético, lo que implica que ayuda a reducir la fiebre

A rasgos generales, sus efectos son muy similares a los del ibuprofeno. Además, el paracetamol también se comercializa en dosis muy variadas, permitiendo así adaptar la toma con facilidad a pacientes muy distintos. 

El paracetamol se usa para tratar dolor y malestar general, y dado que es eficaz contra la fiebre, es posible encontrar el paracetamol como parte de la composición de muchos fármacos destinados a tratar síntomas de la gripe y los resfriados. 

Un punto importante a tener en cuenta es que el paracetamol no tiene propiedades antiinflamatorias, al contrario que el ibuprofeno. Por lo tanto,

Más allá de eso, podemos tomar paracetamol para aliviar el dolor de cabeza, dolores menstruales, dolores musculares y de articulaciones, dolor dental y de encías… Y por supuesto, también sirve para combatir la fiebre. 

Podría parecer que la diferencia entre el paracetamol, la aspirina y el ibuprofeno es mínima. Y en cierto modo es así, ya que todos estos medicamentos tienen efectos bastante similares, especialmente si comparamos el paracetamol y el ibuprofeno. 

Déjate guiar por tu médico a la hora de decidir qué tomar, sobre todo si sufres otros problemas de salud, y asegúrate de leer por si al tomar alguna de estas medicinas sufres efectos adversos. 

(Photo:Getty Images)